Claves para discutir sin caer en lo enrevesado

En su tratado Cómo ganar cualquier discusión sin alzar tu voz, perder la calma o llegar a los golpes, el abogado Robert Mayor sugiere algunas tácticas que puedes poner en práctica la próxima vez que caigas en un enfrentamiento sin sentido.

  • A la chita callando. A falta de argumentos contundentes, el silencio es el argumento más difícil de refutar.
  • Argumentos, argumentos. Convencer sin necesidad de pasar una apisonadora por encima del contrario.
  • También se aprende a discutir. No es la fuerza, sino la técnica, lo que doblega al enemigo.
  • Más sabe el diablo… Utilizar el argumento ajeno para complementar el propio.
  • Aprende de quién eres. Conocerse a sí mismo para después anticiparse a los golpes del contrincante.
  • Las victorias pírricas no tienen ganador. Mejor un mal arreglo que un buen pleito.
  • Antes muerta que rencilla. El acaloramiento vaticina la derrota. Y si hay que perder, que sea con estilo.

Y si con esto aún seguimos con las discusiones, he aquí diez pasos para reconducir una discusión sin sentido:

  1. No querer tener toda la razón.
  2. Escuchar. Hablar con claridad y relajadamente.
  3. Repetir pocas ideas e incitar a preguntar.
  4. Estructurar ideas. Dar respuestas rápidas.
  5. Documentarse, sin perderse en el detalle.
  6. Contacto visual.
  7. Debatir lo importante.
  8. Ver una pregunta capciosa antes de hacer declaraciones comprometidas.
  9. Aprovechar los errores ajenos.
  10. Contrastar ideas, no descalificar y demostrar convicción.

A veces es bueno seguir el consejo de Groucho Marx: “En ocasiones prefiero callar y parecer tonto a abrir la boca y no dejar ninguna duda”.

Imagen: cositasfemeninas

Fuente: Quo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *